ConferencistaZoom

Características de un buen speaker

Características de un buen speaker

¿Qué características debería de tener un buen speaker?

Cuando se busca contratar a un speaker o conferencista para algún evento, puede resultar difícil elegir al adecuado.

Lo primero que hay que hacer es conocerlo a través de videos de sus presentaciones y partir de ahí.

Con el enorme negocio que es ahora impartir coaching y certificar a cualquiera que apruebe los exámenes de la empresa que provee tal entrenamiento, existe una gran cantidad de conferencistas sin experiencia, pero con su diploma de “Coach de vida” ¿A los diecinueve años, Coach de vida? ¿En serio? Muchos de ellos ofrecen el servicio de impartir conferencias.


Lo ideal es que tu speaker tenga nociones de oratoria. La oratoria clásica nos llega desde los griegos, como Demóstenes o Pericles y después de los romanos como Cicerón o Quintiliano.


Este tipo de entrenamiento es ideal pero muy muy escaso, ya que se requiere de ser excelente al transmitir un mensaje hablado, sin ayudas visuales y hacerlo de forma contundente, impactante y en especial, ser memorable.

Entre las características ideales a buscar en un buen speaker están:

  • Correcta modulación de la voz, según el momento de la ponencia.
  • Correcto uso del lenguaje no verbal, el cual debe ser congruente con el
    mensaje.
  • Buen ritmo y variaciones de velocidad, incluyendo silencios, que casi ningún expositor sabe usar.
  • Si utiliza una presentación, que tal presentación sea solo para ilustrar lo que el conferencista transmite y no que sus diapositivas sean la clave de la exposición.
  • Transmitir emoción o humor para mantener entretenido al público.

Hoy día, con los avances de la tecnología y la utilización de las transmisiones por Zoom y otras plataformas, muchos expositores han tenido que hacer una transición y llevar a cabo sus presentaciones ante una computadora o una cámara en lugar de hacerlo frente a audiencias.

Esto requiere de habilidades muy distintas a las que se usan para hablar ante grupos; cuando se presenta ante un grupo de personas, hay retroalimentación de ellas, como risas, aplausos, preguntas, etc.
El videoconferencista deberá transmitir su mensaje con mucho más entusiasmo y sin la tan útil retroalimentación de la audiencia.

Es una pena que abunden las personas que creen que saben hacer una
vídeoconferencia de calidad y los ve uno sentados, sin iluminación profesional, sin el dominio de la más básica oratoria y usando presentaciones sobrecargadas de texto.


Hoy más que nunca, es importante encontrar a un conferencista que exponga con claridad, precisión, dominio de la tecnología y gran entusiasmo para mantener la atención de los asistentes.


Tenemos, entonces, ante nosotros dos habilidades difíciles de encontrar pero ideales como objetivo para que nuestro ponente sea inolvidable:

  1. Si la conferencia o videoconferencia requiere de presentación, que las
    diapositivas contengan poco texto y que sean impactantes, de tal forma que la audiencia recuerde mensajes cortos y claros en lugar de párrafos enteros.
  2. Necesitamos un expositor experto en transmitir mensajes de manera
    dinámica, idealmente con nociones de oratoria y de preferencia que se
    exprese con emoción o humor (a pesar de no tener retroalimentación de una audiencia).


Encontrar estas dos características es difícil en el contexto actual de las reuniones virtuales cotidianas que crean actitudes de desinterés, y por lo tanto, que requieren de expositores muy dinámicos para atrapar su atención.


Por otro lado, la dificultad para encontrar expositores preparados en el uso óptimo de las nuevas tecnologías y de la oratoria hace que elegir a un buen speaker para nuestro equipo sea todo un reto.

Al menos ya enlistamos varias habilidades a buscar de entre esos videos de
expositores y eso debe hacer más fácil la tarea de encontrar a nuestro próximo videoconferencista.

Deja una respuesta