Motivación

La importancia de la motivación durante la pandemia

la importancia de la motivación durante la pandemia

Motivación, motivación, motivación.
Pocas palabras se han devaluado tanto como la motivación. Desde que los literatos consideran a los libros de autoayuda y desarrollo humano como una desgracia para la humanidad, hablar de motivación o de superación personal es pisar en aguas turbulentas, pero yo soy motivador corporativo, es decir que me contratan corporaciones para dar charlas de motivación a sus empleados y debo defenderla. Ya verás por qué, amigo lector.


El gran autor y promotor del desarrollo humano, Zig Ziglar decía “La motivación es como bañarse: se necesita todos los días”.

La motivación es como bañarse: se necesita todos los días

Zig Ziglar


En nuestra época cualquiera opina sobre cualquier tema y publica lo que se le antoja, por lo que hay un exceso de información negativa, que ha existido durante décadas, pero que hoy está más al alcance de todos. Más inmediata. Esta información negativa desmotiva.


Está de moda el término “infoxicación”. Nada nuevo pero al fin se está creando una intención de informar sobre lo nocivo que es estar leyendo y escuchando sobre tragedias durante días, semanas y meses.

Después de un año de encierro debido a una de las mayores crisis de la historia, la Pandemia de 2020, las personas están hartas y muy desmotivadas.

¿Cómo resolverlo?

Se necesita motivación. Esa es la solución. No hay otra. La motivación es la única solución.
La actitud deriva de la cantidad de información positiva menos la cantidad de información negativa que una persona recibe. Si al final del día, es mayor lo positivo, esa persona tendrá buena actitud. Si lo negativo es mayor, la persona tendrá mala actitud.


Se necesita motivación para convivir con la familia, motivación para desempeñar nuestros trabajo, motivación para asistir a la escuela, virtual o presencial, motivación para hacer ejercicio, motivación para resistir el encierro y motivación para contrarrestar lo negativo, que hoy día es mucho.

¿De dónde viene la motivación y qué es?

La palabra “motivación” viene de movimiento. Mucha gente confunde motivación con inspiración, entusiasmo o sentirse bien y no son lo mismo. La motivación debe generar movimiento.

Tuve, durante años, equipos de vendedores y alguien que se dedica a las ventas y que recibe constantes rechazos, requiere de motivación todo el tiempo.
Era fundamental que los vendedores tuvieran algo que los motivara, además de la potencial ganancia económica derivada de una venta. Una motivación más emocional. Imaginemos que es viernes y que ha sido un mal día pero ese vendedor requiere de hacer más llamadas o visitas para lograr su meta; si no tiene identificada la razón emocional que lo motiva, no se moverá.


Eso nos sucede a todos. Todos necesitamos motivación. La vida nos arrojará
sorpresas nefastas y es importante saber contrarrestarlas. ¿Cómo? Con motivación.
¿Cuál motivación, si hemos estado encerrados, la economía ha decaído y no se le ve fin a esto?
Te lo voy a decir a mi estilo, amigo lector: No hay nadie como tú. Nunca lo ha habido y nunca lo habrá. Eres una persona única y valiosa. Sin ti el universo estaría incompleto. Si no has asesinado a nadie después de esta larguísima y espantosa situación, eres una persona ejemplar y debes darte el reconocimiento que mereces.

No hay nadie como tú. Nunca lo ha habido y nunca lo habrá

Rafa Limón


Si te sientes triste, angustiado, frustrado, abrumado, fatigado, apático, enojado… es normal. No seas demasiado duro contigo mismo, pero ¿te digo algo? Necesitas motivación. La motivación se debe volver una prioridad.
La cantidad de negatividad que hemos recibido y seguimos recibiendo es demasiada. Necesitas contrarrestarla a través de motivación. Debes valorarla como se valora el aire después de estar varios minutos bajo el agua… ¡Aire!
Así… ¡Motivación, por favor!
¿De dónde saco tal motivación, Rafa?


Hay varias fuentes de motivación. Una película de algún deportista exitoso es una buena motivación, como Invencible con Mark Whalberg.

Una serie de comedia, como La teoría del Big Bang es mucha motivación, gracias a su duración. ¡Doce temporadas de risa y motivación!

Un documental de alguien que se dedicaba a transmitir mensajes positivos, como Mr. Rogers es buena motivación. ¡Un enorme ejemplo de motivación!


Un video de algún motivador. En español no conozco mucho pero están Yokoi Kenji, Víctor Küppers o Rafa Limón jejeje. Si entiendes inglés o buscas videos subtitulados, puedes escuchar y ver a los célebres Tony Robbins, Jim Rohn, Jack Canfield, Bob Proctor, Zig Ziglar, Brian Tracy, entre muchos. Motivación, motivación, motivación. ¡Nada mejor que un video corto de motivación para empezar al día!


Incluso si escribes en YouTube “motivación” hay videos motivacionales creados con imágenes y mensajes también de gran nivel y que son buena fuente de motivación.

En mi opinión, nada mejor que tener en tiempo real, aunque sea a través de Zoom o alguna otra plataforma de transmisión, a un conferencista motivacional, como mis colegas y yo, otra fuente de motivación. En especial si es un motivador externo.

Cuando un líder que es parte de una corporación intenta motivar, su efecto de motivación se diluye debido a su posición de autoridad. Quizá te regañó o corrió a alguno de tus amigos. No tan buen efecto de motivación. En cambio, un motivador externo, como mis amigos conferencistas y yo, no tenemos ese rechazo de autoridad y podemos lograr más motivación e interactuar un poco con la audiencia cuando es en vivo. Una empresa me ha pedido platicas de motivación todos los meses durante la Pandemia y la respuesta ha sido increíble. Motivación para mí también al sentir
que hago una diferencia.


Los podcasts y audiolibros son una excelente fuente de motivación. Yo todas las noches, después de leer, pongo un audio libro durante 30 minutos, en lo que concilio el sueño. Quizá mensajes con un nivel de motivación más suave, de autores como Joel Osteen o Norman Vincent Peale, pues es probable que si cierras los ojos, apagas la luz, te preparas para dormir y dejas sonando al súper entusiasta Tony Robbins, te despierte. Sugiero algo más tranquilo pero que contenga motivación.


La fuente número uno, razón por la que la dejé al final, es la lectura. En especial de libros de desarrollo personal y autoayuda. Hay muchísimos. La mayoría son gran fuente de motivación. La lectura llega a niveles más profundos de motivación que cualquiera de las opciones anteriores ya que requiere de más reflexión. Las ideas llegan y requieren de pausas, introspección, evocan recuerdos, inspiran ideas y mueven la creatividad. Tú lo sabes, pues estás leyendo este blog, pero no eches en saco roto los libros de motivación pues te llevarán a estados de ánimo más optimistas y sentirás gran motivación para tu vida y esa motivación es hoy más importante que nunca, así que si no estás acostumbrado a los libros de autoayuda es buen momento para conocerlos.
Algunos ejercicios de inyección instantánea de motivación:

  • Recordar éxitos pasados te dará motivación.
  • Recordar momentos especiales te dará también motivación.

Agradecer porque tienes una cama, un techo y comida… en realidad cualquier otra cosa que muchos no tienen, te dará motivación.


Todos somos ejemplo y tenemos cierta responsabilidad ante los demás en cuanto a la forma en que los influenciamos. Los motivamos o los desmotivamos en cierta medida. Si añades motivación a tu vida, mejorará tu actitud, tu estado de ánimo y serás parte de esa influencia positiva que muchos necesitan. A la motivación que necesitan.


La motivación hará que te sientas mejor y que hagas a otros sentir mejor. Cuando ya la hayas experimentado, recomiéndales que busquen formas de sentir esa motivación, tal como tú lo hiciste.


Mensajes como “Escucha este audiolibro o mira este video” pueden trascender más de lo que imaginas. No te recomiendo decir “te hace falta motivación” jajaja.
Si cada uno de nosotros, en este momento tan negativo, comenzamos a compartir mensajes motivacionales con los demás, el mundo será un mejor lugar… y tú, amigo lector, habrás sido parte de algo extraordinario.
Así que, a llenarnos de motivación y a compartir mensajes de motivación con otros.
No es mala forma de pasar el tiempo durante la Pandemia.

Deja una respuesta